LOS COLEGIOS PÚBLICOS DE GALAPAGAR SE CAEN A TROZOS POR EL ABANDONO DEL AYUNTAMIENTO

Que el gobierno del PP del Ayuntamiento de Galapagar, encabezado por Daniel Pérez, favorece a la privada en detrimento de la escuela pública, es una realidad que se lleva produciendo desde que llegaron al poder.

Y estas no son acusaciones gratuitas sin fundamentos o con la intención de malmeter en tiempos electorales. No. Y los vecinos y vecinas del municipio lo saben porque lo han podido comprobar en primera persona. El Ayuntamiento, ha destinado más del doble de dinero en becas a la privada que a la pública. Pero el problema no es solo ese. El Alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, tal y como él mismo ha afirmado en repetidas ocasiones, alardeando de ello, ha puesto todos sus esfuerzos en conseguir el primer colegio concertado (que recordemos, es una empresa privada a la que el erario público paga por cada alumno y ésta además cobra “ilegalmente” a las familias) en Galapagar. En la nota de prensa del propio Ayuntamiento respecto al tema, se podía leer: “Daniel Pérez Muñoz, […] no ha cejado en su empeño hasta conseguir el concierto. […] La tarea […], le ha costado al Alcalde de Galapagar muchos años de reiteradas reuniones y peticiones continuas”

¿Y en mejorar los colegios públicos ha puesto algún interés el gobierno municipal? Pues tristemente, no. Las AMPAs y padres y madres, personalmente, de los colegios San Gregorio y Jacinto Benavente, nos han contado las deficiencias y desperfectos que tienen los colegios públicos del municipio.

Uno de los problemas por los que más se han quejado padres, madres, alumn@s y profesor@s, es el de la temperatura en invierno. Los edificios son antiguos y el aislamiento es pésimo, además hay ventanas rotas, por lo tanto a parte de no darse las condiciones adecuadas para desarrollar una clase con normalidad, se está derrochando dinero en calefacción que no es efectiva debido a la falta de contención del calor en los edificios. En el San Gregorio, este invierno, se ha estado dando clase con 15 grados en el interior de las aulas. Pero tranquilos, el Alcalde ha conseguido un colegio concertado (, en fin). Los problemas no se limitan a la temperatura, los suelos están en mal estado, en el Jacinto Benavente el suelo de la entrada al colegio está levantado y ha provocado varias caídas de padres, madres y estudiantes. En el San Gregorio los problemas por el suelo destacan en las pistas deportivas que están llenas de grietas y provocan caídas, además de formarse charcos en ellas cuando llueve, llegando a inundarse si la lluvia es copiosa. En el Jacinto Benavente hay estanterías rotas que necesitan ser cambiadas pero lo único que se consigue y tras insistir mucho (a algo nos recuerda lo de la insistencia), es que las reparen hasta que se rompan de nuevo. El parking de colindante al Jacinto Benavente y la zona infantil del colegio, están llenas de botellas de cristal que nadie retira, suponiendo un peligro para los pequeños. El gimnasio del San Gregorio, tiene problemas con el techo (hay goteras) y el suelo. La solución que da el Ayuntamiento es arreglar el suelo y después el techo, siendo inútil porque con las goteras el suelo se estropearía de nuevo. Además piden que el colegio pague parte de la reparación. La instalación eléctrica del San Gregorio, está en my malas condiciones, tanto, que tras un informe de inspección solicitado por el Ayuntamiento han dado un ultimátum de 6 meses para que se subsane el problema o habrá que cerrar el colegio. En el colegio La Navata la situación no es distinta, el colegio ha tenido que destinar parte de lo recaudado en la fiesta de la solidaridad a arreglar el gimnasio ya que Daniel Pérez se desentiende de ello completamente.

Desde Galapagar en Común-Izquierda Unida, queremos recalcar nuestro apoyo a la enseñanza pública y nuestro firme compromiso y lucha por conseguir que tenga la calidad que los ciudadanos merecen. Parece que Daniel Pérez puede ser muy insistente para conseguir lo que le interesa, pero queda demostrado que esos intereses no son los de los habitantes de Galapagar. Además no sería necesaria la insistencia, porque son competencia del Ayuntamiento las instalaciones de los colegios públicos, por lo tanto, si el PP tuviera interés en que los niños y niña galapagueñ@s recibieran una educación de calidad, podría hacerlo posible, pero ahí el problema, no quieren.

Anuncios

IZQUIERDA UNIDA Y PSOE DE GALAPAGAR ESTÁN A FAVOR DE CONCEDER TODAS LAS AYUDAS A LAS FAMILIAS. EXPLICACIÓN DE LO OCURRIDO CON LAS BECAS DURANTE EL CUATRIPARTITO

Ambos grupos consideran que las becas escolares ofertadas por el equipo de Gobierno del Partido Popular son electoralistas, antisociales e ineficaces.
Electoralistas porque favorecen en mayor medida a los alumnos de los colegios PRIVADOS Y CONCERTADOS, frente a los de la ESCUELA PÚBLICA, antisociales porque no resuelven los problemas de las familias más necesitadas que son las que más lo requieren e ineficaces porque el importe a dar a las familias va a ser exigua al aplicar un reparto equitativo sin ningún baremo por situación económica y familiar.

Ante las acusaciones vertidas por el equipo de gobierno del PP de Galapagar queremos aclarar el asunto de las becas de infantil.

El origen del presupuesto dedicado a las becas destinadas para ayudar a las familias que matriculaban a sus hij@s en las escuelas infantiles privadas se debe a una previsión de construcción de una segunda Escuela Infantil Pública en el término de Galapagar.

La Comunidad de Madrid ofreció la construcción de una escuela infantil y que la gestión fuera idéntica a la de la E.I.O. Manantial. Desde el cuatripartito se entendía que correspondía una escuela gestionada directamente por la comunidad de Madrid (el coste para el ayuntamiento habría sido cero), ya que hasta este momento existía la costumbre de ir alternando una Escuela Infantil de gestión externa con otra de la Comunidad. Cuando el cuatripartito llegó al gobierno las becas que habían sido concedidas hasta ese momento solo se concedían a aquellos que llevaban sus hijos a las escuelas infantiles privadas, evidentemente se extendió a todos.

Este gobierno cuatripartito fue el último que concedió estas becas, existía por supuesto presupuesto para ello, y evidentemente no se podía tocar la parte concedida como becas (el interventor no lo habría permitido ya que era una cantidad ya comprometida). El pago de dichas becas las realizó el ayuntamiento cuando ya gobernaba el PP, evidentemente ya se había producido la moción de censura, sino el cuatripartito habría realizado dicho pago.

Como el presupuesto para el 2008 fue prorroga del aprobado para 2007 hubieron varias modificaciones y entre ellas la que desde Educación se deriva a Cultura para financiar entre otros gastos el Galapajazz; con el compromiso de dotar de nuevo con partida presupuestaria a Educación en el transcurso del año 2008. Sin embargo, en julio de 2008 se produce la solicitud de moción de censura por parte del PP y del hasta ese momento socio de gobierno PVG. Posteriormente fue el pleno de la moción de censura y el gobierno ya de PP y PVG

No solo ambos grupos políticos consideran incorrecta la forma de distribuir el importe de 300.000 € de las becas ya que se suman el 100% de las AMPAS de Colegios e Institutos de Galapagar. El Partido Popular vuelve a cometer el error de gobernar a espaldas de la realidad y necesidad de los ciudadanos y del tejido asociativo, como son las organizaciones escolares conocedores de la realidad de las familias. Existen otros precedentes como son el estacionamiento regulado, y traslado del Ayuntamiento del centro del pueblo a la futura ubicación.

Toda la ayuda que se va a dar a las familias de la educación pública va a ser una minucia;  que puede ser de 20 € porque la cantidad máxima estipulada ese de 60 € por alumno como consecuencia del reparto equitativo. Reparto equitativo, según el número de solicitudes presentadas, esto es sólo para tener un titular en los medios. No se explicita que parte del importe total va para las ayudas a la escolarización y que parte para comedor escolar y material didáctico.

Sin embargo, en el otro apartado, el de ayudas para la escolaridad o gastos asociados, se habla de un 15% del gasto que se justifique, sea lo que sea lo que haya pagado el alumno. Esta ayuda, claramente, va para los alumnos de colegios concertados o privados, ya que son éstos los únicos que cobran en esas etapas educativas. Es grave que Galapagar tenga 4 colegios y dos institutos públicos y que se gaste el dinero de todos en pagar las matrículas o mensualidades de ciudadanos que desean optar por otros centros; valen los de toda la Comunidad de Madrid. Más grave es, todavía, lo de los “gastos asociados a la escolaridad” que claramente se refiere a los centros concertados que, hay que recordar, son centros sostenidos con fondos públicos.

Esta ayuda a la concertada se explicita sin ningún rubor en las bases cuando se habla de la finalidad de las becas para: “ Ayudar a las familias en tiempos de crisis que buscan fuera del municipio una educación no ofertada a día de hoy en Galapagar, como es la Educación Concertada”.

Esto es, sin duda, lo que se pretende hacer, porque, si no, el otro objetivo que es “Fomentar las políticas educativas encaminadas a luchar contra el abandono temprano y el fracaso escolar” debería traducirse en ayudar a las familias de los alumnos que cursan FP de Grado Medio o Programas de Cualificación Profesional Inicial, que son la etapa paralela al Bachillerato y que quedan excluidos. Para cursar estos estudios sí que deben salir de Galapagar, ya que de esto sí que no hay oferta en nuestro pueblo, no así la ESO o el Bachillerato, que tiene oferta y plazas suficientes en los dos institutos. Sin embargo, la oferta de FP y PCPI en Galapagar es escasa y muchos alumnos deben trasladarse a Villalba, Majadahonda u otras localidades. Pero se observa claramente que con estas becas que no son a estos alumnos a los que se quiere ayudar, sino a los de los centros privados y concertados.

Deben estar incluidos los alumnos del primer ciclo de Infantil, que también es una parte de la educación no obligatoria y que encima tienen obligatorio el comedor y una Escolaridad fijada por la Comunidad de Madrid.

Ambos grupos políticos han presentado un recurso de reposición contra las bases reguladoras, por que Infringe lo dispuesto en el Artículo 52. Publicidad e inderogabilidad singular Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, vulnerando el principio de publicidad del acto administrativo, al no publicarse las becas en el boletín oficial de la Comunidad de Madrid. Por otro lado Infringe lo dispuesto en la DISPOSICIÓN FINAL Primera de la Ordenanza General de Subvenciones del Ayuntamiento de Galapagar en cuanto a la Ley 2/1995 de 8 de Marzo en materia de Subvenciones, que dice en su preámbulo:

“La publicidad se plasmará en dos momentos diferentes y para todos los ciudadanos, a través del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. En primer lugar se difundirían las bases reguladoras y en un momento posterior los beneficiarios a los que les haya correspondido la concesión de la subvención”.

FIRMADO IZQUIERDA UNIDA Y EL PSOE DE GALAPAGAR