LOS COLEGIOS PÚBLICOS DE GALAPAGAR SE CAEN A TROZOS POR EL ABANDONO DEL AYUNTAMIENTO

Que el gobierno del PP del Ayuntamiento de Galapagar, encabezado por Daniel Pérez, favorece a la privada en detrimento de la escuela pública, es una realidad que se lleva produciendo desde que llegaron al poder.

Y estas no son acusaciones gratuitas sin fundamentos o con la intención de malmeter en tiempos electorales. No. Y los vecinos y vecinas del municipio lo saben porque lo han podido comprobar en primera persona. El Ayuntamiento, ha destinado más del doble de dinero en becas a la privada que a la pública. Pero el problema no es solo ese. El Alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, tal y como él mismo ha afirmado en repetidas ocasiones, alardeando de ello, ha puesto todos sus esfuerzos en conseguir el primer colegio concertado (que recordemos, es una empresa privada a la que el erario público paga por cada alumno y ésta además cobra “ilegalmente” a las familias) en Galapagar. En la nota de prensa del propio Ayuntamiento respecto al tema, se podía leer: “Daniel Pérez Muñoz, […] no ha cejado en su empeño hasta conseguir el concierto. […] La tarea […], le ha costado al Alcalde de Galapagar muchos años de reiteradas reuniones y peticiones continuas”

¿Y en mejorar los colegios públicos ha puesto algún interés el gobierno municipal? Pues tristemente, no. Las AMPAs y padres y madres, personalmente, de los colegios San Gregorio y Jacinto Benavente, nos han contado las deficiencias y desperfectos que tienen los colegios públicos del municipio.

Uno de los problemas por los que más se han quejado padres, madres, alumn@s y profesor@s, es el de la temperatura en invierno. Los edificios son antiguos y el aislamiento es pésimo, además hay ventanas rotas, por lo tanto a parte de no darse las condiciones adecuadas para desarrollar una clase con normalidad, se está derrochando dinero en calefacción que no es efectiva debido a la falta de contención del calor en los edificios. En el San Gregorio, este invierno, se ha estado dando clase con 15 grados en el interior de las aulas. Pero tranquilos, el Alcalde ha conseguido un colegio concertado (, en fin). Los problemas no se limitan a la temperatura, los suelos están en mal estado, en el Jacinto Benavente el suelo de la entrada al colegio está levantado y ha provocado varias caídas de padres, madres y estudiantes. En el San Gregorio los problemas por el suelo destacan en las pistas deportivas que están llenas de grietas y provocan caídas, además de formarse charcos en ellas cuando llueve, llegando a inundarse si la lluvia es copiosa. En el Jacinto Benavente hay estanterías rotas que necesitan ser cambiadas pero lo único que se consigue y tras insistir mucho (a algo nos recuerda lo de la insistencia), es que las reparen hasta que se rompan de nuevo. El parking de colindante al Jacinto Benavente y la zona infantil del colegio, están llenas de botellas de cristal que nadie retira, suponiendo un peligro para los pequeños. El gimnasio del San Gregorio, tiene problemas con el techo (hay goteras) y el suelo. La solución que da el Ayuntamiento es arreglar el suelo y después el techo, siendo inútil porque con las goteras el suelo se estropearía de nuevo. Además piden que el colegio pague parte de la reparación. La instalación eléctrica del San Gregorio, está en my malas condiciones, tanto, que tras un informe de inspección solicitado por el Ayuntamiento han dado un ultimátum de 6 meses para que se subsane el problema o habrá que cerrar el colegio. En el colegio La Navata la situación no es distinta, el colegio ha tenido que destinar parte de lo recaudado en la fiesta de la solidaridad a arreglar el gimnasio ya que Daniel Pérez se desentiende de ello completamente.

Desde Galapagar en Común-Izquierda Unida, queremos recalcar nuestro apoyo a la enseñanza pública y nuestro firme compromiso y lucha por conseguir que tenga la calidad que los ciudadanos merecen. Parece que Daniel Pérez puede ser muy insistente para conseguir lo que le interesa, pero queda demostrado que esos intereses no son los de los habitantes de Galapagar. Además no sería necesaria la insistencia, porque son competencia del Ayuntamiento las instalaciones de los colegios públicos, por lo tanto, si el PP tuviera interés en que los niños y niña galapagueñ@s recibieran una educación de calidad, podría hacerlo posible, pero ahí el problema, no quieren.

Anuncios